La cosmética coreana impacta en Occidente

La cosmética coreana impacta en Occidente

person access_timeNov 21, 2018 show_chart700 Vistas emoji_emotionsReacciones NUEVO

La cosmética coreana es una de las más demandadas. En ese sentido, las pieles asiáticas son suaves y tersas pero, además del componente genético, también influyen los cuidados. Para tener una piel limpia y saludable, no hay nada como sumarse a la fiebre coreana de la belleza.

Estos productos, son de altísimo nivel con ingredientes activos y resultados visibles desde las primeras semanas. Entre las marcas coreanas que puedes encontrar son Missha, Benton, It's Skin, Holika Holika, Secret Key, E Nature, Etude House o Berrisom.

Corea del Sur figura a la cabeza del ranking mundial de cirugía estética y tanto hombres como mujeres comparten el culto a la belleza como una de sus señas de identidad. Por eso, no es casual que las marcas de belleza florezcan allí como en ningún otro rincón del mundo.

En estos productos nos podremos encontrar con extractos vegetales procedentes de frutas, flores y plantas medicinales, que se combinan con fines muy concretos: antiarrugas, blanqueante, antiacné, iluminador, antimanchas, etc.

Asimismo, el «packaging» de los productos de belleza coreanos no puede ser más atractivo. Envases en colores pastel que hipnotizan a cualquiera con formas de dulces, frutas y simpáticos animalitos.

Sin embargo, la cosmética coreana va mucho más allá de los productos de belleza, es un estilo de vida, un ritual que esconde una filosofía que sorprende a muchas mujeres occidentales, donde los trucos, guías y consejos son la base fundamental.

Al respecto, Lilin Yang, fundadora de la firma de Miin Cosmetics y autora del libro ‘El arte coreano del cuidado de la piel', durante una entrevista para La Estrella de Panamá, señaló que los pasos que se llevan a cabo para mantener “una piel saludable” son “mucho más extensos que en América y Europa'. El hecho de que los productos que provienen de países lejanos produzcan rechazo o miedo ‘es algo que deber desaparecer”.

Además, añade “Lo llevamos interiorizado, no lo hacemos por obligación, los 20 minutos que empleamos en el ritual beauty son para relajarnos y disfrutar de nosotras mismas”.



Quantcast