¿El K-Botox llegó para quedarse?

¿El K-Botox llegó para quedarse?

person access_timeApr 11, 2019 show_chart1177 Vistas chatComentarios

El K-Botox fue aprobado por la FDA americana el pasado 1 de febrero para uso estético, con el objetivo de conseguir una reducción temporal de las arrugas expresivas moderadas o severas.

En ese sentido, la doctora Mar Mira, de la clínica madrileña Mira + Cueto, durante una entrevista para la revista Hola, señaló que “Este ‘nuevo’ bótox es toxina botulínica tipo A y es idéntica a todos los que hay hasta hora en medicina. De hecho, todos los estudios que han salido hasta la fecha demuestran que su eficacia y durabilidad es muy similar”.

De igual forma, agregó que “Todo avance, descubrimiento o tendencia cosmética y médica que esté acompañado por ‘coreano’ siempre crea una gran expectación. Esto es porque suelen ser muy avanzados. Pero, en este caso, el K-Botox no supone, en nuestra opinión, ningún avance, puesto que los estudios que se han realizado comparándolo con el bótox actual, el que conocemos, avalan que es idéntico”.

La experta también añadió que “Tiene una indicación precisa, la miomodulación química para prevenir y tratar las arrugas de expresión que tiene que ver con el movimiento muscular. En este sentido, no hay ningún otro que cumpla esta función. El bótox es complementario de otras técnicas y es un gran tratamiento médico”.



Cobre Panamá Irradiando oportunidades y transformando vidas
Quantcast