¿Cómo las fundas de tu almohada podrían afectar tu piel?

¿Cómo las fundas de tu almohada podrían afectar tu piel?

person access_timeJun 17, 2018 show_chart603 Vistas emoji_emotionsReacciones NUEVO

Hay una serie de hábitos de tu día a día que pueden estar perjudicando la salud de tu piel sin que lo sepas.

En ese sentido, Natalia Zawierta, dermatóloga en Clínica Dermatológica Internacional, durante una entrevista para Hola, explica que tocarse la cara es un gesto que haces casi sin darte cuenta, pero seguro que tocas tu rostro con más frecuencia de la que te crees. Y las manos son grandes portadoras de bacterias, culpables en gran medida de los brotes de acné.

Asimismo, tu tez puede verse afectada si no cambias las fundas de tu almohada con frecuencia. Por eso, es importante mantener una buena higiene para que nuestra piel no se vea afectada, y no aparezcan irritaciones o brotes de acné. El motivo, según explican los dermatólogos, es que esas bacterias que quedan en la cama se adhieren a la piel, provocando la obstrucción de los poros. 

De esta manera, la maquilladora Eva Escolano, cuenta "tengo brochas desde años muchos años y las cuido muchísimo, suelo limpiarlas después de cada uso. A mí me gusta limpiarlas con una mezcla de jabón neutro y unas gotas de agua oxigenada que desinfecta y deja las brochas blancas e impolutas. También existen productos específicos como limpiadores de brochas en spray que te las desinfecta en el momento".

Esto lo hace para eliminar la suciedad y los posibles gérmenes y bacterias que se acumulan en ellas, y que pueden incrementar problemas como el acné. 

Por su parte, Myriam Yébenes, directora del Instituto de belleza Maribel Yébenes, extiende esta recomendación a todos los utensilios de belleza. "Rodillos de jade para masajear el rostro, pinceles y brochas de maquillaje, cepillos, peines, espátulas para cremas… Son muchos los utensilios que utilizamos a diario en nuestra rutina de belleza para aplicarnos determinados productos de cosmética y evitar el contacto con las manos. Puede parecer algo muy lógico, pero esos utensilios deben ser limpiados al menos una vez al mes ya que pueden causar infecciones en nuestra piel, pelo o cuello cabelludo. Actualmente, en el mercado podemos encontrar infinidad de productos que no solo limpian en profundidad sino también desinfectan brochas o pinceles, ¡en tiempo récord! En el caso de espátulas o masajeadores podemos hacerlo con agua y jabón y de los peines y cepillos, si los sumergimos en agua con un poco de lejía o líquido desinfectante durante una 1 hora será suficiente para limpiarlos y dejarlos como nuevos".



Quantcast