Wilford Lamastus Jr: “Fue una emoción inmensa”

Wilford Lamastus Jr: “Fue una emoción inmensa”

person access_timeSep 2, 2018 show_chart801 Vistas emoji_emotionsReacciones NUEVO

Wilford Lamastus Jr, conversó acerca del café geisha de la familia Lamastus, durante una entrevista para La Estrella de Panamá.

En ese sentido, señaló “hay un dinero que entra a la finca pero el 30% que entra a la subasta ($80 mil en uno y $60 mil en el segundo) va a la asociación de café. Esa es nuestra herramienta principal de promoción. El resto entra a la finca, pero el dinero en sí no es lo importante, sino saber que nuestro café está altamente cotizado por compradores de café de alta reputación y eso permite que podamos mantener la consistencia en pedir calidad y que nos paguen la libra a buen precio. Siguen comprando a Panamá a ese precio por la reputación, la consistencia, porque el equipo de trabajo es activo y eso permite que podamos seguir pidiendo precios como este”.

Asimismo , añadió “Nosotros no esperábamos romper el récord este año. Habían cosas pasando: rompimos el récord más alto de puntaje que se ha dado en catas de café con 94.66, superando nuestro propio récord de años pasados que registró 94.16. También había sido la primera vez que en Panamá, las dos especialidades de café geisha, lavado y natural, pertenecían a la misma familia, de los Lamastus. Y otro factor, es que este año cumplimos 100 años de haber iniciado el negocio, eso se hace más atractivo para el comprador porque para ellos es un producto que tiene 4 generaciones y le da más incentivo a la puja y repuja”.

Acerca de la última subasta donde rompió un récord, indicó “Me gustaría empezar desde la competencia. Eso es a ciegas y hay códigos, pero uno ve que hay un café que ya superó un récord, y esa es una alegría porque el café sabe mejor este año aunque uno no sabe de quién es. Pero es una alegría colectiva porque los productores se alegran de los otros, saben que indirectamente es un beneficio para todos. Ese día, el de la premiación, estábamos en la tarde emocionados de que se había roto un récord. Cuando llaman al primer lugar de un geisha natural, no era récord, pero estábamos muy contentos porque no es fácil lograr ese primer lugar. Luego, cuando llegó el último premio, el récord, había mucha ansia por conocer de quién era ese café, y eramos nosotros. Fue algo increíble. Fue una emoción inmensa, aunque en ese momento no pensamos en la subasta. Pasaron los días y comenzó la inquietud de la subasta pero nunca pensé que íbamos a llegar a eso”.

Cabe señalar que el amor que le tenía el taiwanés al café natural de la finca Elida Estate no lo dejó soltar el grano en la clásica subasta de los mejores geishas en Panamá. No dejó que nadie más lo comprara, y terminó pagando $800 por libra.



Quantcast