La poetisa  Magdalena Camargo Lemieszek revela sus técnicas

La poetisa Magdalena Camargo Lemieszek revela sus técnicas

person access_timeJun 5, 2018 show_chart1415 Vistas chatComentarios

Debido a la fluidez de Magdalena Camargo Lemieszek (Polonia, 1987) se convirtió en ganadora del Premio Nacional de Poesía Joven Gustavo Batista Cedeño 2018 con el poemario “El preciso camino hacia la nada”.

En una entrevista que le realizó la Estrella de Panamá a la poeta Camargo Lemieszek comentaba  el poder que tienen los poemas para revelar grandes verdades humanas.

Manifestó que: “La voz de los poetas perdura en la obra, en el trabajo que realizan. Cada construcción poética que se lleva a cabo es manifestación de esa voz. Es como cuando el mar guarda el sonido de las olas dentro de las caracolas, así el poeta guarda algo de sí mismo y del mundo que lo rodea en la palabra. Lo más bello de la poesía es que alguien llega un día, toma la caracola, se la lleva al oído y percibe una suerte de temblor, la certeza del oleaje, una voz que de pronto también siente como su propia voz”

En cuanto a su musa la poeta explica que: “No podría definir una lista de cosas de donde proviene mi necesidad de escribir poesía. Creo que puedo más bien identificar dos procesos: el primero, la contemplación del mundo, la capacidad de notar los pequeños detalles: la forma en la que el sereno yace perezoso en los potreros y cómo el sol lo va apartando con su mano; o bien el modo en el que cruje el hielo cuando caminas sobre un lago congelado en medio del invierno y sientes, como si las aguas del lago estuvieran dentro de ti, cantando. Luego están las voces: hay días cuando las palabras no te dejan en paz hasta que escribas, las escuchas al ponerte los zapatos, en las escaleras, en el autobús”.

Y considerá que Panamá valora la cultura ya que considera que “Creo que tenemos un país con una tradición literaria sumamente valiosa, que vale la pena rescatar. Hemos tenido grandes poetas y narradores, pero en el caso de algunos, resulta difícil encontrar sus obras. Eso es una injusticia y hay que hacer algo al respecto. También es preocupante que al Instituto Nacional de Cultura se le asigne cada vez un presupuesto menor, pero no es raro si entendemos la naturaleza del sistema en que vivimos. Hace falta educar más, ahí está la clave. Cuando a los niños en las escuelas se les muestre las maravillas de la lectura y el arte, y se les inculque que esas cosas son importantes, luego tendrás ciudadanos más conscientes y ávidos por la cultura”.



Quantcast