Julieta. Un Film de Almodóvar

Julieta. Un Film de Almodóvar

person access_timeJun 21, 2016 show_chart2163 Vistas chatComentarios
Muchas historias sobre mujeres se han contado en la última década, pero con la sutileza y el encanto que le brinda Almodóvar, da un velo emotivo a lo que hemos visto. Julieta, inspirada en tres relatos de Alice Munro: "Destino", "Pronto" y "Silencio"; incluidos en su libro “Escapada” 2004, como melodrama insuperable en paisajes y secuencias nos entrega a Emma Suarez, representando a una Julieta adulta, que trastoca el pasado para llegar a un futuro inesperado, al recordar a Julieta joven, representada por Adriana Ugarte, que luego se ve envuelta en la tragedia, la tragedia de Julieta, que luego recae en su hija Antía, nombre que podríamos suponer le da su madre, ya que es amante de la literatura y filologa, y Xoan, su esposo, un hombre que apenas conoce, pero que le da el furor del encuentro fortuito, además de darle un toque de encanto al ser un hombre de la mar. La historia va y viene, entre un pasado que asfixia y marca el presente en la espontaneidad de los sucesos, el azar que te presenta la vida.

Un guión que suma el amor, el desapego, lo inevitable: el sufrimiento; con bellas fotografías resaltadas por el color que marca los espacios y que predominan en rojos carmín y un azul intenso; los escenarios acogedores con un matiz artístico, pleno, generan espacios de quietud como la pintura de Lucian Freud, un toque muy exquizito de la película y las esculturas que realiza la amiga de Xoan, Ava, unos hombrecillos en bronce parecidos a las figuras precolombinas, en extremo simbolicas, que te ponen a pensar sobre el rol del hombre en la particular historia.

Un film sobre mujeres, madres e hijas, que trastoca ese sentir femenino del dolor y la soledad mientras se abre a la busqueda de caminos, dejandote mucho al pensamiento, gracias a un final marcado no como cierre, sino, como un prolongado continuar de esta historia, o quizá de tu historia.
 


Cobre Panamá Irradiando oportunidades y transformando vidas
Quantcast