Evangeline Lilly cuenta sus malas experiencias en ‘Lost’

Evangeline Lilly cuenta sus malas experiencias en ‘Lost’

person access_timeAug 3, 2018 show_chart642 Vistas emoji_emotionsReacciones NUEVO

Evangeline Lilly podría convertirse en una superheroína de Marvel en 'Ant-Man y la Avispa', pero su papel más emblemático sigue siendo el de Kate en la serie de ABC, ‘Lost’, que acabó hace ocho años.

En ese sentido, en una nueva entrevista en el podcast The Lost Boys (vía Variety), Evangeline Lilly comentó que  tuvo un par de experiencias que le resultaron desagradables en las temporadas tercera y cuarta, "En la tercera temporada tuve una mala experiencia en el rodaje en la que básicamente me obligaron a hacer una escena parcialmente desnuda, y sentí que no tenía elección".

La actriz recuerda estar "mortificada y temblando cuando terminó (…) Estaba llorando y tuve que ir a hacer una escena formidable y muy potente justo después".

Además, indicó "En la cuarta temporada, había otra escena en la que Kate se desvestía y luché mucho para tenerla bajo mi control. Y de nuevo se me fue de las manos. Así que dije que nunca más. Podían escribir lo que quisieran, no lo iba a hacer. No iba a quitarme la ropa nunca más en esa serie. Y no lo hice".

La actriz también confesó que acabó muy decepcionada por el cambio de Kate, que pasó de ser un "icono de fuerza y autonomía para las mujeres" a estar atrapada en un triángulo amoroso entre Jack (Matthew Fox) y Sawyer (Josh Holloway).

De igual forma, añadió "Sentí que mi personaje pasó de ser autónomo, tener su propia historia y su propio viaje y motivaciones a perseguir hombres alrededor de la isla. Y eso me irritaba mucho. Sí que tiré guiones al suelo cuando los leía porque me sentía muy frustrada por la poca cantidad de su propia historia que tenía que interpretar".

Por su parte, Lilly destaca que “Llevo haciendo esto 15 años. Ahora estoy más preparada y familiarizada con todo ello como para no ponerme en posiciones incómodas. (...) Cuando leo guiones que conllevan desnudos, los rechazo. No es que piense que hay algo malo en los desnudos. Simplemente no me fío de que vaya a estar cómoda y segura. Tengo suerte porque estoy en una posición privilegiada para poder elegir. Lo siento mucho por las mujeres que lo están pasando mal haciéndose un hueco en la industria y no saben cómo afrontarlo”.



Quantcast