Crecimiento con propósito: operar un negocio responsable es  una estrategia comercial no negociable

Crecimiento con propósito: operar un negocio responsable es una estrategia comercial no negociable

person access_timeJan 14, 2022 show_chart268 Vistas chatComentarios

Enfocarse en crear impacto social debe convertirse en un imperativo de toda compañía. Cuando se invierte en esto, se invierte en el futuro, las comunidades prosperan, las economías prosperan y la próxima generación lidera con un propósito. En 1970, la doctrina de Friedman, también conocida como teoría del accionista, se introdujo en el mundo, esta teoría sostenía que la única responsabilidad de las corporaciones es maximizar los retornos para los accionistas. Ahora, más de medio siglo después, la teoría está siendo desacreditada a medida que se redefine el papel de las empresas dentro de la sociedad.

Para muchos, los cambios de la noche a la mañana en la forma en que trabajamos y vivimos y los desafíos presentados por la pandemia global llevaron a un momento colectivo de despertar. 

Hubo un llamado a la acción aún más fuerte para que las empresas actúen, generando un impacto para la sociedad, como otorgar igualdad de oportunidades, garantizar la sostenibilidad y resolver las disparidades sociales al ser más diversas e inclusivas. 

Tener buenas prácticas comerciales puede cambiar las reglas del juego. Un estudio de Accenture encontró que se prevé que la economía circular generará $4.5 billones de producción económica adicional para el año 2030. Una investigación de McKinsey sugiere que la región de Asia puede agregar $4.5 billones anuales colectivos para el 2025, si se aborda la igualdad de las mujeres.

Un imperativo empresarial convincente para que las empresas hagan el bien 

Durante el año pasado, más empresas y gobiernos se han esforzado por asumir compromisos más firmes para abordar el cambio climático y la desigualdad social. En la cumbre del G7 de este año, las naciones prometieron $100 mil millones de dólares al año para ayudar a los países más pobres a reducir las emisiones y prometieron mil millones de dosis de vacunas a las naciones menos desarrolladas necesitadas.
En todo el ecosistema de Dell Technologies, ha habido una demanda cada vez mayor de empresas para promover acciones responsables, ya sea de sus clientes o socios. Casi todos (95%) de sus principales clientes incluyen el impacto social como una dimensión al evaluar propuestas y solicitudes de licitación.
La realidad de hoy debe consistir en crear un impacto social, porque cuando se invierte en esto, se invierte en el futuro, las comunidades prosperan, las economías prosperan y la próxima generación lidera con un propósito.

En el futuro, áreas como la sostenibilidad y la diversidad y la inclusión (D&I) solo crecerán en importancia para los clientes y consumidores.

Usar la tecnología como facilitador
El poder de la tecnología aumenta y los datos se convierten en facilitadores. Combinados, marcarán la diferencia para que la humanidad dé su mayor salto hacia adelante. Según otro estudio de Accenture, las empresas que adoptan tanto la tecnología como la sostenibilidad tienen 2,5 veces más probabilidades de convertirse en líderes del mañana. Dell Technologies se fundó con la idea de utilizar la tecnología para impulsar el progreso humano.
De acuerdo con la estrategia de gobernanza social ambiental (ESG) de la empresa y el Plan de impacto social Progress Made Real y los objetivos para 2030, estan tomando medidas para acelerar la economía circular, cultivar la diversidad, la equidad y la inclusión y transformar vidas para generar impacto para mil millones de personas mientras se defiende la ética y privacidad. 

Los cambios que estamos viendo en el mundo de hoy afectarán la forma de hacer negocios, desde los proveedores y las operaciones, hasta los clientes. 

La responsabilidad social corporativa hoy en día no es negociable y las compañías deben ir más allá para cumplir. Se debe impulsar el cambio a través de las personas y la tecnología para lograr un impacto positivo y duradero.
No hay competencia cuando se trata de resolver los problemas del mundo. Las corporaciones, los empresarios, las comunidades y los individuos, de todas las generaciones, deben unirse por un bien mayor. Todas las personas desempeñan un papel y pueden emerger más fuertes y reconstruir mejor para crear un impacto significativo para las generaciones futuras. Debemos enfocarnos en crear impacto social, porque cuando invertimos en esto, invertimos en el futuro, las comunidades prosperan, las economías prosperan y la próxima generación lidera con un propósito.



Quantcast