P&G inaugura primera Escuela de Lluvia en Panamá Norte

P&G inaugura primera Escuela de Lluvia en Panamá Norte

person access_timeMar 22, 2023 show_chart1073 Vistas chatComentarios

En el marco del Día Mundial del Agua, Procter &Gamble (P&G) en alianza con United Way Panama y Panama Rainwater, inauguró la “Escuela de Lluvia” en Panamá. Este proyecto inicia con la instalación de un sistema de captación de agua pluvial en el C.E.B.G. El Ñajú, ubicado en Chilibre, el cual beneficiará con agua potable a más de 400 personas entre estudiantes, profesores y administrativos. Además, incluye entrenamientos y capacitaciones para el uso racional del agua.

“Escuela de lluvia” busca llegar a comunidades educativas que no tienen fácil y frecuente acceso a agua potable, y que estén en zonas de lluvia frecuente que pueda ser aprovechada en las actividades cotidianas de los planteles educativos como el lavado de manos, limpieza de baños, entre otros, ahorrando de esta forma hasta un 50% en el uso de agua.

Durante la inauguración, la directora de Comunicaciones de P&G, Paula Villaseñor, explicó que con “Escuela de Lluvia” se propone brindar acceso a agua potable, ayudando a mejorar las condiciones sanitarias de las escuelas y la salud de los estudiantes. Queremos ayudar a construir un futuro positivo para las comunidades y, de esta forma, contribuir con el saneamiento en el mundo y en Panamá”.

El programa integral “Escuela de Lluvia” forma parte del programa Agua Limpia para los Niños de P&G, el cual ha entregado 20 mil millones de litros de agua limpia en 93 países, y como parte de su Ambición 2030, en la que P&G está colaborando con aliados para proteger el agua en 18 cuencas prioritarias con estrés hídrico en 7 países para las personas y la vida silvestre, incluidos algunos países en América Latina como México.

Así, el programa “Escuela de Lluvia” incluye la Instalación de sistemas de captación de lluvia, con capacidad de almacenamiento de 15 mil litros para brindar agua limpia y abundante; impartición de talleres de educación ambiental sobre la cultura del agua basados en una metodología participativa; y la colaboración con los directivos de las escuelas, padres y madres de familia, estudiantes y personal de mantenimiento, con el fin de impulsar una comunidad que transforme su relación con el agua a fin de darle un uso sustentable. Los niños y las niñas de la
escuela participan como “Guardianes de la Lluvia”, a través de un programa donde exploran su escuela y reflexionan sobre la problemática del agua.

“Durante nuestros trabajos dentro de la escuela El Ñajú, nos hemos dado cuenta de la problemática de escasez de agua en Chilibre, la cual realmente afecta la población. Es uno de los pilares de la Organización de las Naciones Unidas, en su objetivo de desarrollo sostenible #6, apostar por cantidad y calidad del agua para que en el año 2030 todos podamos tener acceso a agua potable. Agradecemos a Procter & Gamble por hacer realidad este proyecto.” 

Afirmó Francisco de Arco, director general de Panama Rainwater. Paralelo a la puesta en marcha del funcionamiento del sistema por parte de Panama Rainwater, el cual tendrá la capacidad de recoger hasta 500 mil litros de agua al año, el proyecto también tiene por objetivo concientizar sobre los hábitos de ahorro y cuidado del agua desde el ámbito educativo. Para esto, United Way Panamá ha impartido capacitaciones a los estudiantes, maestros, y padres de familia sobre el uso correcto y responsable de este sistema. 

"El agua es vida, y cosecharla es una necesidad vital para comunidades que enfrentan escasez. La cosecha de agua de lluvia es una forma efectiva y sostenible de asegurar un suministro de agua para las escuelas que no tienen acceso a agua potable, mejorando así la salud y el bienestar de los estudiantes y la comunidad en general", expresó Idayra Cooper, Coordinadora del Programa Nacer Aprendiendo de United Way Panamá.

El C.E.B.G. El Ñajú está ubicada en el corregimiento de Chilibre distrito de Panamá Norte. Antes de la instalación del sistema de recolección, la escuela sufría de estrés hídrico, recibiendo el abastecimiento de agua potable a través de tanques cisterna.

Ana Paula Pérez Castro, directora del C.E.B.G El Ñajú, considera que “Escuela de Lluvia cumple un rol muy importante en el área pedagógica de los estudiantes porque vamos a tener muchos aprendizajes, entre ellos reconocer la importancia de almacenar agua. Tenemos una responsabilidad muy grande de cuidar este proyecto.”



Quantcast