Todo acerca del famoso ‘facial vampiro’

Todo acerca del famoso ‘facial vampiro’

person access_timeMay 3, 2019 show_chart1117 Vistas chatComentarios

Uno de los tratamientos de belleza que está dando que hablar es el famoso ‘facial vampiro’, este proceso sirve para poder rejuvenecer nuestra piel y mostrarla más tersa y rejuvenecida. Sin embargo, antes de atreverte a hacerte este tratamiento es importante que conozcas de que se trata y los riesgos que puedes correr.

Si bien es cierto, este es un tratamiento que logra el rejuvenecimiento facial y la regeneración celular, lo que hará que tu piel se transforme en poco tiempo. Este tratamiento de belleza combina dos técnicas  estéticas y se usan en una misma sesión.

El primer paso consiste en realizar micropunciones en todo el rostro con un Dermapen, este es un instrumento con forma de lápiz que tiene varias mini agujas y que te hará múltiples punciones en el cutis.

Luego se procede a inyectar el PRP (Plasma Rico en Plaquetas) que se obtiene de la extracción de sangre del paciente, la que luego ha sido centrifugada para obtener el plasma.

El resultado de este proceso es obtener un efecto lifting temporal, revitalización facial y rejuvenecimiento de la piel. Se sabe que los resultados comienzan a aparecer pasado el primer mes de tratamiento.

Sin embargo, también tiene sus riesgos los cuales te daremos a conocer a continuación:

- Es un tratamiento doloroso. Tienes que saber que puede que sufras mientras estás en el proceso ya al tratarse de un tratamiento invasivo no usa anestesia.

-Produce inflamación y te deja la piel roja. Por las punzadas en tu rostro es normal que este se ponga de un color más rojo e inflamado, sin embargo esto debería desaparecer a entre las 12 y 24 horas después del tratamiento.

- Pueden aparecer hematomas. Esta reacción debe desaparecer a las 24 horas o en el peor de los casos 72 horas después.

-Diversas reacciones. Aunque no es muy frecuente, también es probable que tengas reacciones alérgicas, alteración en el color de tu piel o incluso infecciones.

 



Quantcast