¿La píldora anticonceptiva no es la mejor opción para las millennials?

¿La píldora anticonceptiva no es la mejor opción para las millennials?

person access_timeNov 2, 2017 show_chart1546 Vistas emoji_emotionsReacciones NUEVO

Según reseña Vogue, si naciste aproximadamente entre 1982 y 1996, perteneces a la generación millennials y por ello, existen altas probabilidades de que tengas una opinión compleja acerca de las píldoras anticonceptivas.

En ese sentido, Abbie, una presentadora de radio de 26 años, señala “hace unos cuantos años decidí hacerme vegana porque empecé a tomar conciencia de lo que me metía en el cuerpo (…) Por entonces, aún seguía tomando la píldora y me pareció que era incongruente con mi nueva opción vital. Lo único válido era ponerme a buscar un método de anticoncepción alternativo”.

Por su parte, Molly, a sus 27 años, recuerda “empecé tomando Dianette (una píldora combinada con hormonas artificiales a imitación de los estrógenos y la progesterone) con 19 años, y no sabía nada sobre el tema. Mis pechos aumentaron de repente de una copa B a una D y emocionalmente estaba desquiciada; pero como era mi primer año de universidad lo relegué a un segundo plano”.

Al respecto, Holly Grigg-Spall, autora del libro Sweetening the Pill, indica “la comunidad médica prima los beneficios de reducir el riesgo de embarazos no deseados y de controlar mejor otros efectos como el sangrado excesivo, y para ellos compensan otros efectos adversos y sobre la salud mental a veces graves; pero la realidad es que puede que haya miles de mujeres con estados depresivos totalmente innecesarios como consecuencia de los anticonceptivos. Y se merecen que se las tome en serio”.

Cabe señalar que la Dra. Jane Dickson, Vicepresidenta de la facultad de salud sexual y reproductiva del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos de Reino Unido, expresa “la realidad de la medicina moderna es que las compañías farmacéuticas necesitan un incentivo económico para investigar nuevos productos (…)Las hormonas bioidénticas son mucho más caras que la versión sintética; y al contrario que en la menopausia, en la que solo se necesita una pequeña cantidad de hormona para restaurar los niveles normales del cuerpo, la contracepción requiere dosis mucho más altas para poner en pausa con éxito los órganos reproductores”.



Quantcast