Las cuatro anécdotas del estadio que recibe a Panamá

Las cuatro anécdotas del estadio que recibe a Panamá

person access_timeMay 31, 2019 show_chart2227 Vistas chat_bubble_outline Comentarios

El partido Colombia-Panamá ha generado una entusiasta expectativa principalmente entre el público bogotano, porque regresa la selección cafetera a jugar en la capital del país y la presencia en su simbólico estadio la asocia con los últimos momentos felices del fútbol colombiano.

En ese sentido se debe tener en cuenta cuatro detalles:

Es la despedida del seleccionado rumbo a la Copa América Brasil 2019 y les recuerda los gratos momentos de la Copa del Mundo Brasil 2014, cuando Colombia se despidió en Bogotá y luego expuso el mejor fútbol de su historia en los mundiales, alcanzando los cuartos de final.

Asimismo el Campín es un escenario con enorme trascendencia: fue allí donde Colombia conquistó su único título oficial al coronarse campeón de la Copa América 2001, venciendo a México 1-0.

De hecho fue construido con motivo de la conmemoración de los 400 años de la ciudad de Bogotá. Su primer nombre, Nemesio Camacho, no se lo debe a ningún deportista colombiano importante, corresponde a quien era el propietario de los terrenos en los que se construyó.

Además tiene una de las anécdotas más curiosas del fútbol. El 17 de junio de 1968, el club Santos de Brasil disputó un partido amistoso con la Selección Colombia, presentando a su principal figura Edson Arantes Do Nascimento ‘Pelé'. En un cobro de un tiro de esquina el jugador brasileño reclamó airadamente una falta y el árbitro Guillermo ‘Chato' Velásquez lo expulsó. Se formó una trifulca brasileña contra el árbitro a quien golpearon. Las cuarenta mil personas que asistieron, en su inmensa mayoría no se solidarizaron con el árbitro sino que exigieron a gritos el regreso de Pelé. Expulsaron al árbitro, regresó el Rey del fútbol al campo como si nada; el partido lo continúo dirigiendo el asistente arbitral. Luego del encuentro, Pelé fue detenido por la policía y remitido a una comisaria acusado por Velásquez de lesiones personales, horas más tardes sería liberado y el árbitro se quedaría con su ojo ‘morado'.



folder_openTemas
shareEl que parte y comparte..

Comentarios

Quantcast