Caminos de libertad: 500 años de presencia afro en Panamá

Caminos de libertad: 500 años de presencia afro en Panamá

person access_timeMar 23, 2023 show_chart1642 Vistas chatComentarios

La historia de la liberación de la esclavitud es también la historia de libertad de todos los panameños. La Dra. Marixa A. Lasso habló sobre la importancia de la historia para combatir el racismo en el marco de la conmemoración del Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de
Esclavos, efectuada este 22 de marzo en Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA bajo el lema “Combatir el racismo heredado de la esclavitud mediante una educación transformadora en las Américas”.

El Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos ofrece la oportunidad de homenajear y recordar a aquellos que sufrieron y murieron a manos de este brutal sistema de esclavitud. El objetivo del Día Internacional también es generar conciencia sobre los peligros del racismo y los prejuicios en la actualidad.

La Dra. Marixa A. Lasso es historiadora y directora del Centro de Investigaciones Históricas Antropológicas y Culturales (CIHAC-AIP) y fue invitada como expositora en la Sesión Extraordinaria por H.E. María Roquebert León Representante Permanente de Panamá ante la OEA.

En su presentación la Dra. Lasso expresó que existe el compromiso de visibilizar y destacar las contribuciones de la comunidad afro a la historia y cultura del país y recalca que “la historia es una herramienta fundamental para combatir el racismo. Es importante recordar que la discriminación se apoya en versiones de la historia nacional que enaltecen la contribución de unos y silencian la contribución de otros”.

Como parte de este compromiso, Panamá crea el Museo de la Memoria Afro-Panameña que tendrá su sede en la Antigua Aduana de Portobelo, actualmente en proceso de restauración por el Ministerio de Cultura.

CIHAC-AIP fue parte del equipo asesor de MiCultura para la elaboración del diseño conceptual del museo, la Dra. Lasso al respecto indica que “hay que contar la historia de la esclavitud y la trata transatlántica sin ocultar sus horrores, no sólo porque la historia debe ser recordada como fue, sino también porque ser resilientes requiere recordar los obstáculos superados”, así como también reconocer “la agencia de la población esclavizada y sus descendientes libres tanto en la construcción del mundo que nos rodea como en su propia liberación”.

La presentación de la Dra. Lasso además fue un breve recorrido por los siglos XIX y XX y el significativo aporte de los afro-panameños y concluye: “Estudiar el legado intelectual de estos hombres y mujeres, y las herramientas que usaron para enfrentar la discriminación es imprescindible. Nos ayudará a eliminar de una vez por todas los prejuicios que se han construido a lo largo de siglos”.

* Fotografía: Aduana de Portobelo, futura sede del Museo de la Memoria Afro-Panameña / Foto cortesía del  Ministerio de Cultura de Panamá



Quantcast