Nueva técnica no invasiva permite predecir el riesgo de ACV en pacientes con apnea del sueño

Nueva técnica no invasiva permite predecir el riesgo de ACV en pacientes con apnea del sueño

person access_timeMay 13, 2021 show_chart1174 Vistas chatComentarios

Se estima que más de 100 millones de personas en el mundo pueden padecer el Síndrome de Apnea Obstructiva del sueño (SAOS), principalmente hombres; en las mujeres, su incidencia aumenta a partir de la menopausia. El SAOS es una enfermedad causada por el colapso de la musculatura de la faringe mientras dormimos que se caracteriza por síntomas como un ronquido intenso acompañado de pausas respiratorias frecuentes durante el sueño, hipersudoración y otros.

Durante el día, el SAOS se manifiesta principalmente en forma de sensación de sueño no reparador, fatiga, somnolencia, dolor de cabeza, dificultades de concentración y memoria. Los principales factores de riesgo de la Apnea del Sueño son el sobrepeso y la obesidad, en Panamá el 36.5% de la población vive con sobrepeso y el 25% con obesidad. También se produce en personas con anomalías craneofaciales y con patología obstructiva en las vías aéreas nasales (cornetes, desviación tabique) o faríngea. 

Estudios revelan que, a medio-largo plazo, esta afección aumenta el riesgo de hipertensión arterial y de Accidente Cerebrovascular (ACV) en un 200 a 450%, aunque esta cifra suele estar referida principalmente a los casos de SAOS severo, en estos pacientes la mortalidad es más elevada. Según datos del Instituto Nacional de Estadística sobre mortalidad asociada a enfermedades circulatorias del 2001 a 2013, se destaca la enfermedad cardiovascular como responsable del 31% de las muertes en panameños. Así mismo, es la tercera causa de muerte en Panamá, pero conjunto a enfermedades de origen cardiaco aumenta la mortalidad.

“Las guías médicas internacionales recomiendan el tratamiento de todos los casos del SAOS severo, así como de los casos de leve a moderado que presenten factores de riesgo cardio y cerebrovascular. Por este motivo, resulta esencial en este último tipo de pacientes poder determinar en qué medida existe un riesgo de padecer un ACV a medio-largo plazo, ya que dependiendo de ello se puede tomar la decisión de tratarlo y evitar este riesgo” explica el Dr. García-Borreguero, Director Médico Internacional del Instituto Europeo del Sueño.

Con el objetivo de identificar este riesgo, el Instituto Europeo del Sueño, en su sede de Madrid, ha desarrollado una nueva técnica, no invasiva, y de fácil aplicación en este tipo de pacientes con Síndrome de la Apnea Obstructiva del sueño (SAOS) leve-moderado. Se trata de una técnica basada en la medición mediante ecografía del estado de los vasos sanguíneos en el cuello y en el cerebro, que permite determinar el nivel de fragilidad vascular.  

“Esta técnica arroja claridad sobre la necesidad de tratamiento en pacientes con SAOS leve a moderado para así prevenir futuros riesgos de un accidente cerebrovascular (ACV) y pronto estará disponible en el IES Panamá. Si nuestro cuerpo nos está enviando estas alertas lo más indicado es buscar ayuda especializada lo más pronto posible para un correcto diagnóstico y tratamiento a tiempo”, agrega el Dr. García-Borreguero.

La detección temprana de enfermedades al día de hoy sigue siendo el primer paso para cuidar nuestra salud y lograr una mejor calidad de vida, por ello la recomendación es acudir a especialistas que brinden un diagnóstico apropiado. El Instituto Europeo del Sueño  a la vanguardia en la investigación, evaluación y tratamiento de trastornos del sueño, ofrece a los panameños a través de esta nueva técnica y de diferentes estudios, la posibilidad de recibir un tratamiento adecuado y prevenir a tiempo posibles complicaciones asociadas a estas afecciones. 



Quantcast