SEGUNDO TALLER PARA POTENCIAR EL ROL DE LOS STAKEHOLDERS EN EL MARCO DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN PANAMÁ HACIA EL 2050

SEGUNDO TALLER PARA POTENCIAR EL ROL DE LOS STAKEHOLDERS EN EL MARCO DE LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA EN PANAMÁ HACIA EL 2050

person access_timeSep 5, 2022 show_chart1028 Vistas chatComentarios
  • Enel en colaboración con Deloitte, da un paso firme en la consecución del proyecto: Hoja de Ruta para Potenciar el Rol de los Stakeholders en el Marco de la Transición Energética de Panamá con miras hacia el 2050.
  • Este segundo taller considera un trabajo importante de discusión en mesas técnicas para definir el modelo de construcción de la hoja de ruta para la transición energética en Panamá.
  • En el estudio y modelación se abordaron diferentes temáticas del sector energético en los sectores:  residencial, comercial, industrial y público, así como el sector transporte, energía y redes eléctricas.

 

Panamá está dando pasos firmes en su transición energética, emprendiendo una política de diversificación, registrando un aumento del 69% en la penetración de energías renovables en la matriz nacional de energía, según indica la Secretaría Nacional de Energía de Panamá.

Con miras a seguir trabajando en esta línea de acción, desde el sector privado, se desarrolló el segundo taller del estudio Hoja de Ruta para Potenciar el Rol de los Stakeholders en el Marco de la Transición Energética de Panamá con visión a 2050, promovido por el Grupo Enel, en colaboración con el consultor independiente Deloitte.

Este documento posee lineamientos bien definidos que permitirán a las empresas de diferentes sectores, públicos y privados, reducir los gases de efecto invernadero (GEI), mantener la calificación de carbono neutro y hacer frente al cambio climático.

El trabajo que están desarrollando en mesas técnicas tiene el objetivo de contribuir con los esfuerzos nacionales a través de una guía que ayude a mantener la carbono neutralidad, a partir de los resultados que se obtengan con la robusta herramienta de modelación TIMES que refleja el comportamiento del sistema energético panameño, bajo escenarios que muestran diferentes trayectorias de descarbonización para la oferta y demanda de energía.

Para Diana Jiménez, Gerente de Regulación y Relaciones Institucionales de Enel Colombia y Centroamérica, “la idea del estudio es precisamente seguir trabajando en esa visión 2050 para el país y creemos que el rol que juega Panamá es fundamental y vital en esta transición energética, por ejemplo, que Panamá sea centro de conectividad, asociado a todas las operaciones interoceánicas y a todos los procesos logísticos de comercio.  Además de grandes oportunidades que tiene en materia de hidrógeno verde para uso marítimo”.   

Modelando los escenarios hacia una transición justa:

Los resultados preliminares en esta etapa están enfocados en diferentes sectores del sistema energético, tales como: sector residencial, comercial, industrial, público, transporte, energía y redes eléctricas, donde cada uno presentó sus propios desafíos.

La modelación se presentó en dos escenarios, un escenario de referencia donde no se aplican medidas de mitigación o potencial de captura de carbono, con lo cual se permite que el nivel de actividad económica y el crecimiento demográfico inercial conduzca a cierto volumen de emisiones, dada la evolución tecnológica.  Y un escenario dos donde se plantean medidas de mitigación y cambios en la matriz energética, maximizando el potencial en todos los sectores y recursos sobre la base del principio de eficiencia económica, a partir de lo propuesto por las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) aunque sin limitar la inclusión de otras buenas prácticas.

La modelación de estos escenarios brinda una visión futura del camino más optimo hacia la transición energética del país, destacando que la eficiencia energética es clave en todos los sectores y las medidas pueden generar impactos importantes en el corto plazo.  Por ejemplo, los resultados para un sector tan relevante como el transporte en Panamá, tanto en términos de demanda como en términos de emisiones.

Entre las medidas de mitigación resaltadas en el escenario 1 para lograr esa reducción de emisiones hacia 2050, figuran:

Otorgar incentivos para uso de autos eléctricos, electrificación de la flota vehicular, tanto de transporte privado de pasajeros, como de transporte público.

Considerar dentro de las políticas, normas restrictivas sobre emisiones de vehículos convencionales.

Incorporar infraestructura para la recarga de estos vehículos eléctricos, promoviendo la movilidad eléctrica como principal medio de transporte.

Introducción del hidrógeno verde para camiones de carga. 

Se detallan los beneficios de la descarbonización en términos de reducción de costos sociales; los ahorros generados a largo plazo superan el valor de las inversiones a realizarse, alcanzando un beneficio neto acumulado a valor presente de USD 7.08 MM en el escenario 1.

Durante la presentación de los resultados preliminares de este segundo taller, Damián Grignaffini, Gerente Corporate Finance & M&A Deloitte, destacó el Carbon Pricing como instrumento para incentivar y financiar las inversiones, tomando en cuenta que se espera que el precio del carbono aumente de US$ 6.58 en el 2016 a US $118.02 en el 2050 por tonelada de CO2 equivalente evitada.  También indicó que entre las principales herramientas que tiene el país para lograr el objetivo de mantener la carbono neutralidad están: mantener una matriz energética limpia a través del desarrollo de energías renovables, la electrificación de usos finales y la eficiencia energética, así como una producción y consumo sustentable.

También resaltó que, con foco en la transición justa, cerca de 12 mil empleos se generarán a 2050, en los que la participación de las mujeres en la fuerza laboral del sector energético pasa del 21% al 33%, en el escenario óptimo.

El Canal de Panamá, como punta de lanza en esta ruta hacia una transición energética sustentable, lleva un camino más adelantado, dadas las políticas contempladas en el plan de carbono neutralidad al 2030, que incluyen flota vehicular eléctrica, remolcadores y lanchas que utilicen combustibles alternativos, uso de energía hidráulica, reemplazo de procesos de producción de electricidad a favor de plantas fotovoltaicas y cupos prioritarios para clientes que demuestren uso de combustibles bajos en carbono.

El Grupo Enel, comprometido con la modernización e impulso hacia la transición energética, tiene como objetivo ser una compañía cero emisiones a 2040 para contribuir de manera concreta a la lucha contra el cambio climático. Por tal razón, considera que un verdadero proceso de transformación es aquel donde la electrificación es el factor más importante porque representa grandes cambios en materia de nuevas tecnologías y nuevos usos de la energía.

Se requiere el desarrollo de una visión urbana sostenible y circular para el futuro, donde se logre que todos los usuarios -industria, transporte, viviendas, comercio - accedan a una energía confiable y sostenible.



Cobre Panamá Irradiando oportunidades y transformando vidas
Quantcast