Panamá tiene el mayor porcentaje de mujeres incluidas plenamente al sistema financiero en la región

Panamá tiene el mayor porcentaje de mujeres incluidas plenamente al sistema financiero en la región

person access_timeFeb 25, 2022 show_chart620 Vistas chatComentarios

En línea con su compromiso de contribuir a crear economías más inclusivas y sostenibles, el Grupo Credicorp, holding financiero líder en el Perú con operaciones en la región y que tiene presencia en Panamá a través del Banco de Crédito del Perú (BCP) y Atlantic Security Bank (ASB), presentó un estudio sobre las brechas de género en la inclusión financiera en Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, México, Panamá y Perú. En la investigación se analizaron los resultados del Índice de Inclusión Financiera (IIF) de Credicorp que elaboró Ipsos Perú, desde una perspectiva de género para Panamá y los otros 6 países. 

De acuerdo con el estudio del Grupo Credicorp, Chile y Panamá son los países donde hay una mayor proporción de mujeres en el nivel logrado de inclusión financiera con un 33% para ambos casos. De esa manera se tiene que tres de cada 10 mujeres panameñas están plenamente incluidas al sistema financiero, lo que significa que posee diversos productos y servicios financieros, los cuales usa de manera intensiva. Además, recibe ingresos por canales formales y tiene una evaluación informada y positiva de las entidades financieras y sus atributos. El resultado registrado en Panamá representa el triple del promedio regional, pues solo el 11% de las mujeres
de los países estudiados están adecuadamente incluidas al sistema financiero. 

Sin embargo, en Panamá hay una brecha de género de 10 puntos en los niveles de inclusión financiera, pues mientras que el 33% de mujeres alcanza el ‘nivel logrado’ de inclusión financiera, el en el caso de los hombres el porcentaje sube a 43%. 

El estudio del Grupo Credicorp midió tres dimensiones de la inclusión financiera: el acceso, el uso y la calidad percibida. Las brechas de género en la inclusión financiera en Panamá se han identificado en el acceso y especialmente en el uso. En acceso, el 72% de los hombres panameños tienen una cuenta de ahorro o corriente, mientras que 61% de las mujeres posee alguna. Algo similar sucede con los créditos, pues el 46% de las mujeres panameñas cuenta con algún préstamo en el sistema formal, por debajo del 54% de los hombres.

Respecto a la dimensión de uso, Panamá es el segundo país con mayor cantidad de mujeres (57%) que utilizan los medios bancarios para realizar sus pagos, mientras que en los hombres esta cifra se eleva hasta el 67%. Asimismo, mientras que las mujeres panameñas usan, en promedio, 11 veces los medios bancarizados para realizar pagos, los hombres lo hacen unas 15 veces en promedio. En la dimensión de calidad percibida, tanto hombres como mujeres tienen niveles similares de confianza en el sistema financiero (alrededor de 57%). De  hecho, Panamá es el país con el mejor nivel de confianza de sus ciudadanos en el sistema financiero del grupo de países evaluados.

Al analizar los resultados entre las mujeres de Panamá, se tiene que las más incluidas en el sistema financiero son las que viven en zonas urbanas, son menores de 43 años y pertenecen a los niveles socioeconómicos alto o medio. Por ejemplo, el 85% de las panameñas de nivel socioeconómico alto y el 79% de las que pertenecen al estrato medio tienen una cuenta de ahorros o corriente, en comparación al 50% de las de nivel socioeconómico bajo. En el uso de medios bancarizados se observan diferencias marcadas entre las mujeres de zonas urbanas (63%) y las de zonas rurales (39%). Asimismo, las mujeres de 18 a 25 años son las que tienen mayores niveles de confianza (66%) en el sistema financiero formal. No obstante, la confianza supera el 50% en todos los grupos
etarios de las panameñas: de 26 a 42 años (54%) y de 43 a más edad (52%).

“Sin duda, esta información contribuirá en la elaboración de estrategias para acortar las brechas de género en inclusión financiera en Panamá y en América Latina. El acceso y uso de productos y servicios financieros permite a las mujeres no solo mejorar sus condiciones de desarrollo productivo y personal, sino que también suele plasmarse en un aumento en los niveles de la calidad de vida de los miembros de sus hogares”, señaló Silvia Noriega, gerente de Sostenibilidad del Grupo Credicorp.

Resultados en la región

Según el IIF de Credicorp, Chile y Panamá son los países que tienen mayor porcentaje de mujeres con nivel ‘logrado’ en inclusión financiera (33%). Le siguen Ecuador (20%), Colombia, Bolivia y Perú (los tres con 12%) y México (6%). 

De acuerdo con los resultados del IIF del Grupo Credicorp, el nivel de inclusión financiera promedio de los siete países evaluados es 38.3 en una escala de 0 a 100. Sin embargo, más de la mitad de las mujeres (56%) se encuentra en el nivel bajo de inclusión financiera, en contraste con los hombres que alcanzan un 45%. Asimismo, tan solo el 11% de las mujeres de la región se ubican en el ‘nivel logrado’ de inclusión financiera, mientras en el caso de los hombres esta cifra es casi el doble (21%).

Al analizar las brechas de género por país se encuentran diferencias notorias en el ‘nivel logrado’ de inclusión financiera. Ecuador es el país con la brecha más grande, pues mientras el 34% de hombres se ubica en el nivel logrado, solo el 20% de las mujeres lo alcanza. Por su parte, en México apenas el 6% de las mujeres alcanza el ‘nivel logrado’ y los hombres casi triplican esta cifra (17%).

En cuanto a Acceso, las mujeres que viven en zonas urbanas, de nivel socioeconómico alto, menores de 43 años y con trabajos fuera del hogar, aseguran mejores condiciones para el acceso a productos financieros. En todos los países de la muestra, excepto en México, más de la mitad de las mujeres de nivel socioeconómico alto tienen cuentas de ahorro o corrientes. Cabe resaltar que en Panamá, Colombia y Ecuador ese porcentaje supera el 85%. 

Respecto al Uso, el 62% de las mujeres en la región tiene un ‘nivel bajo’, 25% en ‘progreso’ y solo un 13% está en el ‘nivel logrado’. Así, el 42% de las mujeres de los 7 países incluidos en este estudio utiliza por lo menos un medio bancarizado para realizar pagos. Sin embargo, entre ellas, las mujeres de zonas rurales (26%) utilizan significativamente menos los medios bancarizados para pagar que las mujeres de zonas urbanas (46%). Finalmente, en torno a la Calidad Percibida, el documento encontró que el nivel de confianza de las mujeres de la región en el sistema financiero es de 2.9, en una escala del 1 al 5, donde 1 es “desconfía totalmente” y 5 es “confía totalmente”. 

 



Quantcast