Panama ocupa el 3er lugar en la región como país en donde los colaboradores mas sufren del síndrome de Burnout

Panama ocupa el 3er lugar en la región como país en donde los colaboradores mas sufren del síndrome de Burnout

person access_timeNov 16, 2023 show_chart597 Vistas chatComentarios

Según el estudio Burnout 2023 realizado por Konzerta, el portal líder de empleo en Panamá, 8 de cada 10 panameños experimentan el “síndrome de burnout” y este año se registró el impacto más alto desde que se realiza la investigación. Un 83%, afirmó atravesar el síndrome; un agotamiento excesivo en el contexto laboral. El estrés y la desmotivación son las principales sensaciones que los talentos experimentaron durante el último año.  

La cantidad de personas trabajadoras que experimentan burnout va en crecimiento en el país: En la primera edición del estudio en 2020, durante la pandemia, un 74% lo experimentó, y el año pasado un 78%. Este 2023 se registró el nivel más alto (83%) de síndrome de burnout en Panamá.

“En esta cuarta edición de nuestro estudio, podemos observar que el síndrome de burnout aqueja cada vez a más personas trabajadoras en Panamá. Los datos muestran que este fenómeno sigue en expansión, es una tendencia que impacta tanto el mercado local como regional y hay que prestarle mucha atención”, sostiene María Alejandra Cruz, Gerente País de Konzerta.com.

A nivel regional, Argentina es el país donde más talentos sufren burnout con un 94% seguido por Chile con un 91%; y de tercero se ubica Panamá con un 83%; le sigue Ecuador con un 79%; y, por último, Perú con un 78%.

¿Qué es lo que sienten? Un 47% de los trabajadores afirma sentir falta de energía o cansancio extremo; mientras que el 30% experimenta negativismo o cinismo en relación al trabajo. El 16% advierte una disminución en su eficacia para trabajar, el 39% experimentó todas las sensaciones juntas antes mencionadas. Y solo un 13% no padece ninguno de los síntomas de burnout.

Los talentos atravesaron diferentes situaciones negativas en el ambiente laboral durante el último año. El 74% siente estrés; el 66% está desmotivado o desmotivada; el 44% experimenta un agotamiento fuera de lo normal por la carga excesiva de trabajo; un 35% está más presionado que antes; un 33% le cuesta encontrar tiempo para sí mismo, otro 33% nota que disminuyeron su rendimiento y productividad; el 29% no logra desconectarse de su empleo, y otro 29% le cuesta encontrar tiempo para su familia, un 27% sufre insomnio; otro 27% las tareas le demandan más tiempo de lo habitual; el 25% se siente aislado o aislada de su equipo y considera que la comunicación no está fluyendo de la mejor manera; un 10% atravesó situaciones de violencia laboral, y solo el 1% no ha experimentado ninguna de estas situaciones. 

El 52% de los talentos manifestó no trabajar más de lo que dura su jornada laboral. A diferencia del 2022, en donde el 53% afirmó realizar tareas por fuera de su horario de trabajo. Parece no haber una correlación entre las horas extras trabajadas y el aumento del burnout.

¿Cuántas horas trabajan las personas trabajadoras? En el 2023, el 42% de los talentos trabaja entre 45 y 50 horas; el 27% entre 35 y 45; el 22% más de 50; el 5% entre 25 y 35; y el 4% menos de 25 horas.

¿A qué atribuyen los trabajadores panameños el burnout?  El 23% indica que, al trato de sus superiores, el 19% a la sobrecarga de trabajo, un 18% a la presión en el trabajo; el 16% a la falta de claridad con respecto a lo que implica su rol, un 10% menciona que, a la falta de tiempo para llevar a cabo todas las tareas; un 9% siente que no se está a la altura del rol que implica su trabajo y un 5% a la falta de identificación con los valores de la organización.

A pesar de que un 83% de las personas afirma pasar por el “síndrome de burnout”, el 25% no realiza ninguna actividad para sentirse mejor y el 5% no piensa hacer nada para mitigar el agotamiento laboral.

Sin embargo, la mayoría, el 75% realiza actividades para prevenir o disminuir el agotamiento. El 31% lo hace a través de la lectura, mira series y hacen actividades que los desconecten de la rutina, el 15% prefiere hacer ejercicios físicos, como ir al gimnasio, y de relajación, como el yoga, el 11% intenta mantener el contacto con sus seres queridos, el 10% desconecta los dispositivos de trabajo luego del horario laboral; el 3% mantiene una rutina diaria que lo ayude a disminuir la incertidumbre y que le genere menos estrés y un 5% realiza otras actividades.

¿Qué piensan hacer para disminuir o combatir el burnout? El 55% de los talentos panameños consideran cambiar de empleo como principal opción, el 11% continuará haciendo actividades que los ayuden a relajarse, un 5% desarrollará una rutina distinta, otro 5% dice optar por pasar más tiempo con sus seres queridos, el 19% indica que hará varias actividades de las antes mencionadas y un 5% no piensa hacer nada.

El 74% de los profesionales de Recursos Humanos no implementan medidas puntuales para combatir el burnout

El 90% de los expertos en Recursos Humanos advierte que los talentos de sus organizaciones sufren del síndrome de burnout.  El 12% de ellos calcula que un 30% de sus empleados están padeciendo este síndrome, otro 12% cree que el 50% lo experimenta y un 14% indica que hasta el 70% de los colaboradores lo sufre.

“Este año decidimos invitar a los especialistas en Recursos Humanos al estudio para que sumen su percepción del fenómeno. El 90% notó que las personas trabajadoras de su organización experimentan burnout y un 51% contó que los talentos afectados se acercaron a su área para informar la situación. Sin embargo, la mayoría aún no implementa medidas para prevenir o combatir este síndrome. Una de las grandes oportunidades del área de Recursos Humanos es empezar a poner foco en esta problemática, que va a significar una mayor calidad de vida para quienes lo atraviesan y una mayor productividad para las compañías”, explica Cruz.

Los comportamientos que los especialistas observaron y les indicaron que las personas trabajadoras sufren burnout son: la demostración de cansancio y agotamiento constante (61%), el desinterés en el trabajo (53%), la falta de satisfacción respecto a los logros laborales (35%), ausencias (28%), y un trato distante o insensible respecto a los demás (26%).

¿Los talentos afectados se acercaron al área de Recursos Humanos para manifestar que estaban “agotados laboralmente” o atravesando los síntomas que caracterizan al burnout? Un 51% de los especialistas indicaron que sí hubo acercamiento de aquellos talentos que se sentían con un agotamiento excesivo, mientras que un 49% asegura que estos nunca lo hicieron.

Entre los principales síntomas de burnout que identifican los especialistas en sus talentos, se encuentran: el desinterés en el trabajo y la disminución del rendimiento (72%); cansancio crónico y agotamiento constante (68%); la pérdida de la motivación y el entusiasmo en el trabajo (66%); cambios en el comportamiento, como irritabilidad o aislamiento (55%); falta de satisfacción respecto a los logros laborales (51%); un trato distante o insensible para con los demás (40%); insomnio o problemas para dormir (38%); aumento del ausentismo laboral (36%); dificultades para concentrarse y tomar decisiones (36%); y mayor susceptibilidad a enfermedades (30%).

Una vez que se detecta que un trabajador sufre de burnout, ¿cómo actúan desde el área de Recursos Humanos? El 53% de los especialistas afirmó que no se hace nada, el 28% brinda apoyo emocional, el 25% implementa programas de bienestar laboral, el 23% fomenta un ambiente de trabajo flexible, el 19% facilita el acceso a servicios de salud mental, un 17% explica que se reasignan tareas y responsabilidades, otro 17% reduce la carga de trabajo de la persona afectada, el 9% promueve el uso de días de descanso pagos, y un 6% proporciona tiempo libre adicional.

El 74% de los especialistas sostiene que en la organización en la que trabajan no se implementan estrategias o medidas para prevenir o disminuir el burnout. En las instituciones en las sí llevan adelante estrategias o medidas, las seleccionadas y más valoradas son: la flexibilidad en los horarios y la modalidad de trabajo (64%), el fomento de la comunicación abierta y la retroalimentación (57%), y los programas de bienestar emocional y mental (57%).

Las causas más comunes de burnout para los especialistas son: un ambiente laboral tóxico (64%); la falta de apoyo de los superiores (53%); la carga excesiva de trabajo (51%); la falta de comunicación dentro de la organización (49%); la falta de motivación laboral (47%); el exceso de presión para cumplir metas y objetivos (42%); el escaso equilibrio entre el trabajo y la vida personal (42%); la falta de reconocimiento o recompensa (42%); la desorganización en la gestión de proyectos (40%); conflictos interpersonales en el equipo de trabajo (34%);  la falta de espacios de diálogo y apoyo emocional (32%); la falta de control sobre las tareas (32%);  los cambios constantes en las responsabilidades laborales (30%);  falta de posibilidad de desarrollo profesional o crecimiento (28%); y la inestabilidad laboral (28%).

¿Cómo impacta a la organización que los talentos sufran síndrome de burnout? El 84% considera que se reduce la calidad de trabajo; el 61% indica que aumenta la rotación de personal; el 52% sostiene que disminuye el compromiso organizacional; el 48% cree que se pierden talentos; otro 48% menciona que hay una mayor tendencia a conflictos internos entre compañeros de trabajo; un 43% habla de un impacto negativo en la cultura organizacional; y para el 30% hay un aumento de costos de acompañamiento médico.

Burnout 2023 es un estudio regional de Konzerta realizado a personas trabajadoras y especialistas en Recursos Humanos. En el estudio participaron 4386 personas: 1549 de Argentina, 754 de Chile, 452 de Ecuador, 464 de Panamá y 1167 de Perú. La investigación explora cómo experimentan los talentos el síndrome de burnout y qué políticas implementan los especialistas en Recursos Humanos para mitigarlo.



Quantcast