¿Es posible que una ballena de 33 millones de años no tenga dientes?

¿Es posible que una ballena de 33 millones de años no tenga dientes?

person access_timeNovember 29, 2018 show_chart240 Vistas chat_bubble_outline Comentarios

Un equipo de expertos de Historia Natural y Cultura de Seattle, volvió a limpiar y examinar el fósil con tecnologías de escáner más modernas.

De esta manera ballenas perdieron los dientes antes de desarrollar las barbas (láminas flexibles con las que filtran el agua y los alimentos), por lo que debieron pasar una fase intermedia en su evolución en la que no tuvieron una cosa ni la otra, según un análisis del fósil de un ejemplar de hace 33 millones de años.

En ese sentido un equipo de expertos de ese museo y del de Historia Natural y Cultura de Seattle, así como de las universidades George Mason y Texas A&M, volvió a limpiar y examinar el fósil con tecnologías de escáner más modernas y determinó que no tenía dientes ni barbas.

Por su parte Carlos Mauricio Peredo, del Museo Nacional de Historia Natural y autor principal del estudio explicó "'Maiabalaena representa una etapa intermedia sorprendente entre las ballenas modernas que se alimentan por filtración (a través de las barbas) y sus ancestros con dientes".

De hecho un estudio publicado hoy en la revista especializada Current Biology describe por primera vez la "Maiabalaena nesbittae", una ballena que vivió hace aproximadamente 33 millones de años.

De igual forma las ballenas evolucionaron por primera vez y se fueron de la tierra al mar usaban los dientes para masticar la comida, igual que sus antepasados terrestres. Pero a medida que los océanos y ellas mismas fueron cambiando desarrollaron el actual sistema de barbas, una estructura anatómica única entre los mamíferos. Asimismo las barbas de las ballenas, que pueden parecerse a un peine, consisten en unas láminas córneas y elásticas que tienen en sus maxilares y que utilizan para filtrar el plancton del que se alimentan.

Además el análisis de las uniones musculares en los huesos de la garganta del fósil de "Maiabalaena" reveló que probablemente esos ejemplares tenían mejillas fuertes y una lengua retráctil, lo que les permitía succionar peces y calamares pequeños sin necesidad de dientes.

La pérdida de los dientes como la posterior aparición de las barbas son una prueba de la capacidad de adaptación al medio de las ballenas, cuya supervivencia en los océanos dependerá en parte de cómo evolucionen en el cambiante entorno actual.

El cual hubo no obstante, un periodo de cambios geológicos masivos hace 33 millones de años, de transición del Eoceno al Oligoceno, en el que las ballenas ya habían perdido los dientes pero todavía no tenían barbas, según sugieren los hallazgos del estudio.



folder_openTemas
shareEl que parte y comparte..

Comentarios

Te puede interesar ..

Quantcast