Estas celebridades llevan con orgullo sus bad hair days

Estas celebridades llevan con orgullo sus bad hair days

person access_timeOct 1, 2018 show_chart751 Vistas emoji_emotionsReacciones NUEVO

Los bad hair days es algo que tenemos todas las mujeres, así que no debes preocuparte, y más bien inspírate en estas celebridades quien han sabido lucirlo a la perfección.

De esta manera, Kate Moss, lleva décadas luciendo el mismo corte de pelo. Melena por debajo de los hombros, con raya central (a veces lateral) y efecto despeinado. Con un sutil efecto raíz y discretas ondas que salpican su pelo liso, es la versión más sencilla del bad hair day y es apta tanto para los cabellos más gruesos como las melenas finas con tendencia a encresparse.

Asimismo, este año la estética del bad hair day da un paso más y se hace más evidente que nunca. De acabado wet, con mechones despeinados y ondas ligeramente encrespadas, parece que el reinado de las melenas ultralisas está llegando a su fin.

Por su parte, Cara Delevingne es uno de los iconos que más ha experimentado con su cabello desde que sustituyera su larga melena rubia por un corte pixie que ha versionado en multidud de formas en los últimos años. Del rubio platino al marrón chocolate e incluso el rosa, la modelo y actriz británica está sacando el máximo partido a la comodidad del pelo corto.

De igual forma, Gigi Hadid defiende como pocas los bad hair days, demostrando que las melenas indomables también pueden ser muy favorecedoras. En la pasarela, firmas como Prabal Gurung, Alberta Ferretti o Michael Kors han apostado por el cabello despeinado como tendencia capilar de la próxima primavera verano.

Otras, como Blake Lively, potencian al máximo la naturalidad, ella es una de las pocas artistas que no cuenta con estilista, su melena XL suele despertar la atención de la prensa especializada en belleza.

 La intérprete y mujer de Ryan Reynolds suele arriesgar también a la hora de lucir peinados pero cuando se desmarca de los recogidos pulidos (por los que apuesta sobre todo en las galas más prestigiosas, como la del MET o los Oscar) abandera a la perfección los bad hair days.



Quantcast