Entérate como hacer tu propia crema regeneradora casera

Entérate como hacer tu propia crema regeneradora casera

person access_timeOct 27, 2018 show_chart653 Vistas chatComentarios

Últimamente, se ha puesto muy de moda confeccionar tus propias cremas para el rostro o el cuerpo, ya que las alternativas naturales son mucho más beneficiosas para la piel. Por todo esto, hoy vamos a descubrir cómo preparar una crema regeneradora de aloe vera de una forma muy fácil.

El aloe vera es una de las plantas más utilizadas debido a sus fantásticas propiedades. Esta planta ayuda a cicatrizar las heridas que pueden estar provocadas, por ejemplo, por el acné. Además de esto, el aloe vera hidrata la piel y combate algunas afecciones como los eccemas.

Una crema regeneradora puede tener múltiples usos. Uno de ellos es el de combatir las marcas del acné y disminuir las cicatrices que suelen quedar por explotar algunos granitos y de las que es muy complicado deshacernos.

Hacer nuestra propia crema regeneradora de aloe vera nos va a permitir obtener mejores resultados que con una crema comprada. Esta será más natural y estará libre de químicos y tóxicos por lo que será sumamente respetuosa con nuestra piel. Esto nos permitirá esquivar posibles reacciones alérgicas, sobre todo, si tenemos la piel sensible.

Ingredientes

3 cucharadas de gel de aloe vera (45 ml)

1 cucharada de manteca de cacao (20 g)

1 taza de aceite de almendras (250 ml)

3 cucharadas de cera de abeja natural (45 g)

Gotas de aceites esenciales naturales (al gusto)

Preparación

Para preparar nuestra crema regeneradora de aloe vera tendremos que cortar las hojas en pequeños trozos. Una vez hecho esto, tenemos que sacar la pulpa o gel del interior. Para ello, cortaremos los trozos por la mitad y vaciaremos el interior con una cuchara.

Cuando tengamos la pulpa de aloe vera, las pondremos en el recipiente de cristal hermético y añadiremos la manteca de cacao y el aceite de almendras. También, incluiremos la cera de abeja.

Cuando tengamos nuestro recipiente lleno lo vamos a poner al baño María. Lo dejaremos unos minutos y esperaremos a que los ingredientes se ablanden y se deshagan.

Cuando esté todo listo, retiraremos el bote de cristal del baño María (con mucho cuidado de no quemarnos) y lo agitaremos para mezclar los ingredientes.

Una vez la crema esté lista, le añadiremos las gotas de aceite esencial que hayamos elegido. Con la mezcla aún caliente, la iremos poniendo en los recipientes escogidos para guardarla.



Quantcast