Neymar volvió a la cancha luego del Mundial de Rusia 2018

Neymar volvió a la cancha luego del Mundial de Rusia 2018

person access_timeJul 22, 2018 show_chart1203 Vistas chatComentarios

 El futbolista brasileño Neymar volvió a jugar por primera vez en público después del Mundial de Rusia-2018, en el torneo de fútbol de salón aficionado que planea su organización benéfica anualmente en Praia Grande, en el litoral de Sao Paulo.

Aunque en una entrevista con la AFP tras los partidos, Neymar confesó que después del Mundial de Rusia 'no quería ver una pelota', pero que volvió al ruedo porque 'la tristeza no dura siempre'.

El Red Bull Neymar Jr´s Five reunió entre viernes y sábado a selecciones de 59 países, en partidos de diez minutos (o que concluyen cuando un equipo marca 5 goles), etapa decisiva de la tercera edición del certamen, que por primera vez recibió equipos femeninos.

Si bien es cierto, los ganadores de ambas categorías disputaron partidos amistosos contra Neymar y sus amigos.

'Es un sueño jugar contra Neymar', comentó Andreza Castro, de la selección brasileña que resultó campeona derrotando 1-0 a la italiana, antes de ganar también (2-1) al equipo del astro integrado por figuras como Andressa Alves (Barcelona) y Érika Cristiano (PSG).

'(Neymar) sigue siendo el mejor del mundo', dijo Castro, de 20 años, confesando que entrar en cancha con el ídolo brasileño era 'muy emocionante'.

'Es una estrella, un jugador único, verlo jugar aquí es una experiencia única', dijo Juan Dabrosky, del equipo argentino que finalizó subcampeón, derrotado 5-2 por México.

Siempre sonriente, con camiseta azul y short negro, Neymar tomó fotos, regaló autógrafos y observó, desde la primera línea, los últimos partidos.

Pero no todos fueron elogios. 'Podía haber jugado mejor', dijo Diego Miranda, en alusión a la participación de Neymar en la Copa del Mundo, en la que Brasil fue eliminado en los cuartos de final por Bélgica.

Los equipos campeones ganan una semana de viaje a Europa y pasarán un día con el atacante para conocer su rutina en el PSG.



Quantcast