Los personajes secundarios más queridos de Pixar

Los personajes secundarios más queridos de Pixar

person access_timeAug 3, 2018 show_chart2028 Vistas chatComentarios

Te traemos una serie de personajes secundarios de Pixar, que lograron captar la atención del público.

En ese sentido, en ‘Cars’, destaca Doc Hudson, coche con la voz del mismísimo Paul Newman capaz de destacar incluso en una muy mediocre tercera parte en la que su presencia era de lo poco rescatable.

En 'Bichos, una aventura en miniatura', Heimlich, era una oruga con serios problemas de sobrepeso, acento alemán y que soñaba con ser una enorme y preciosa mariposa.

Asimismo, Boo representa la ternura hecha personaje, la inocencia divertida y libre, imprevisible y conmovedora en ‘Monster Inc’.

En ‘Coco’, Héctor es el que ha terminado coronándose con el paso del tiempo en la memoria gracias a un arco dramático mucho más completo, intenso y emocionante.

 Su historia, su sacrificio, sus actos de amor y generosidad, su honestidad y, sobre todo, sus canciones, son el alma de una película maravillosa de inicio a fin.

En 'Los Increíbles', Edna Moda llegó a calar tanto entre los millones de espectadores que disfrutaron de la obra maestra de Brad Bird y la industria que terminó presentando el Oscar a Mejor Vestuario junto a Pierce Brosnan en la ceremonia de 2005.

Un personaje inolvidable tendría que ser Anton Ego, en Ratatouille, quien tiene el siguiente parlamento:

"En muchos sentidos, el trabajo de un crítico es fácil. Arriesgamos poco porque gozamos de una posición que está por encima de los que exponen su trabajo y a sí mismos a su criterio.

Nos regodeamos en las críticas negativas que son divertidas de escribir y de leer; pero el hecho más amargo que debemos afrontar los críticos es que, a la hora de la verdad, cualquier producto mediocre tiene, probablemente, más sentido que la crítica en la que lo tachamos de basura. Pero hay veces en las que un crítico realmente se arriesga en 'pro' del descubrimiento y la defensa de algo nuevo.

El mundo es hostil para los nuevos talentos y las nuevas creaciones; lo nuevo, necesita amigos. Anoche yo viví una nueva experiencia, una comida extraordinaria procedente de alguien singularmente inesperado. Afirmar que tanto la comida como el cocinero han cuestionado mis ideas preconcebidas sobre la buena cocina, sería quedarse muy corto. Me han estremecido hasta lo más profundo.

En el pasado, nunca oculte mi desdén por el lema del Chef Gusteau: 'Cualquiera puede cocinar', pero me doy cuenta de que no había comprendido realmente lo que quería decir con ello. No es que cualquiera pueda ser en un gran artista, sino que los grandes artistas pueden proceder de cualquier lugar. Resulta difícil imaginar orígenes más humildes que los del genio que cocina hoy en Gusteau's, y que, en opinión de un servidor, es nada menos que el mejor Chef de Francia.

Volveré pronto a Gusteau's hambriento de creaciones".



Quantcast