Las cejas de la Mona Lisa

Las cejas de la Mona Lisa

person access_timeFebrero 21, 2017 show_chart289 Vistas chat_bubble_outline Comentarios

A muchos historiadores de arte se les dificulta saber la realidad sobre las cejas de la Mona Lisa. Algunos afirman que ésta no tiene cejas porque en la época era una moda la depilación total de las cejas, o porque simplemente fue la representación que quiso hacer Leonardo Da Vinci de la modelo.

“Hay quienes piensan que puede haber sido moda entre la aristocracia y otros creen que las cejas se le cayeron en una restauración mal hecha”, afirma el pintor, escultor y grabadista mexicano Felipe Ehrenberg, quien de acuerdo con el diario Cultura UNAM, es considerado “el padre del arte conceptual en México”. Pero en realidad Ehrenberg asegura que se trata de “una pregunta sin respuesta”.

Hay una hipótesis que afirma que la Mona Lisa no tiene cejas porque en siglos pasados se le practicó una restauración muy agresiva al cuadro, en la que se habrían eliminado los trazos pintados; esta idea tomó fuerzas en base a las palabras que Giorgio Vasari escribió en el siglo XVI, en Las vidas de los más excelentes arquitectos, pintores y escultores italianos desde Cimabue a nuestros días; en él, asegura que en las cejas de esta obra “se apreciaba el modo en que los pelos surgen de la carne, más o menos abundantes y girados según los poros de la piel; no podían ser más reales”.



folder_openTemas
shareEl que parte y comparte..

Comentarios

Quantcast